¿Existe realmente el virus del VIH?

Los científicos disidentes continúan dudando de su existencia, pues no hay pruebas fidedignas de él.

http://tabascohoy.com.mx/vida/nota.php?id_nota=202977

Hoy en día sigue puesto sobre la mesa el debate sobre si existe o no el virus del VIH y si éste en verdad se correlaciona con el SIDA. Antes de abordar el tema, es preciso hacer una aclaración, cuando decimos ¿por qué los científicos dudan? nos referimos a aquellos científicos que lo son, es decir, a aquellos que se hacen preguntas lógicas y buscan respuestas basadas en pruebas científicas, no a aquellos que reciben su paga mensual a cambio de hacer "investigación sobre el VIH".

Volviendo a la pregunta, ¿Por qué dudan los científicos entonces? Pues por la simple razón de que nadie hasta la fecha ha visto al VIH, ni en los enfermos, ni en ningún otro lado, es decir, no tenemos ninguna prueba o evidencia de su existencia. No existe ni una simple fotografía del supuesto virus VIH al microscopio electrónico tomada de la sangre de ningún ser humano.

Este hecho fue reconocido hace años en la Conferencia Internacional de Sida de Ginebra por el Dr. Ho, uno de los máximos expertos mundiales del VIH, ante las preguntas del periodista Huw Christie. Este le preguntó por qué después de 20 años no existía una sola fotografía del virus VIH al microscopio electrónico, tomada a partir de la sangre de los enfermos o portadores. El Dr. Ho respondió que sería poco práctico si, para diagnosticar la infección por VIH, se tuviese que identificar el virus en cada caso, el periodista estuvo de acuerdo, pero a su vez preguntó por qué "no se había hecho tan sólo una vez". No hubo respuesta.

El hecho de que al virus VIH no se le haya visto jamás en la sangre o tejidos de los enfermos sería algo comprensible en el pasado, pero no en los tiempos actuales, con una tecnología tal que permite desde tomar fotos de la superficie de Marte hasta vislumbrar las partículas subatómicas.

A eso se deben añadir los cientos de investigadores con enormes medios y presupuestos millonarios que llevan muchos años "investigando" en el VIH, pero que después de 25 años no han conseguido una sola foto del virus, cuando virus menos interesantes son encontrados y fotografiados de modo rutinario por equipos científicos con menos medios que los destinados al VIH.

Esto nos muestra varias cosas: 1) Que no tenemos pruebas sólidas de que exista ningún virus VIH. 2) Que se puede vivir muchos años "de la sopa boba" haciendo que se investiga. 3) Que no nos extrañe que los "investigadores del VIH", que al fin y al cabo viven y comen a expensas del virus, digan lo que dicen, "¿El VIH? Sí, por supuesto que existe", "trabajamos con él a diario", "conocemos una proteína, o una enzima suya". Podrían continuar diciendo: "el otro día un colega lo vio", "yo ya lo vi dos veces", "bueno, no sabemos si era el virus, porque después se esfumó", "es que verás, el virus muta mucho", se esconde", "es invisible", produce la enfermedad de modo misterioso", "es muy peligroso y letal"… "uf, si yo te contara"… En realidad estos "investigadores" no hacen más que defender su puesto de trabajo, no buscan evidencias científicas ni pruebas, cosa que no parece importarles mucho.