"Si existieran evidencias de que el VIH es el causante del Sida, deberían poderse encontrar informes que a nivel individual o a nivel colectivo, probasen el hecho, por lo menos con una alta probabilidad, [pero] no existe ningún documento de ese tipo".

Declaración de Kary Mullis, Doctor en bioquímica, premio Nobel de química 1993 al Sunday Times de Londres el 28 de Noviembre de 1993

 

 

"Dónde está el studio que demuestra que el VIH es la causa del Sida? Ya sabemos todo acerca de este virus. Actualmente hay 10.000 investigadores especialistas en el VIH en todo el mundo. Ninguno tiene interés de considerar la posibilidad de que el VIH no sea la causa del Sida, porque si así fuera su especializacion sería inútil".

San Francisco Chronicle, 21 de Octubre de 1993

 

 

"En el campo del Sida, existe una neurosis extendida entre los científicos... existe simplemente tanta evidencia que se acumula lentamente contra ellos. Para ellos es realmente difícil manejar el tema. Han cometido un error realmente grande y no lo repararán nunca. Aún están envenenando a la gente".

Condena del Dr. Mullis al AZT en el artículo de Celia Farber, publicado en Marzo de 2006 en Harper’s Magazine, titulado "Out of Control: AIDS and the Corruption of Medical Science" (Fuera de control: El Sida y la corrupción de la ciencia médica)

 

 

 

"La hipótesis VIH/Sida es la error científico más grande del siglo veinte. Las pruebas son aplastantes en lo que se refiere al hecho de que el Sida no es contagioso, no se transmite por via sexual y no es causado por el VIH. Los médicos que conocen o sospechan la verdad se averguenzan o tienen miedo de admitir que los tests del VIH son absurdos y que deberían ser prohibidos, y que los fármacos contra el VIH están dañando y matando a la gente".

Mail & Guardian de Sudáfrica, 24 de Enero de 2001

 

 

Kary Mullis, Premio Nobel de Química 1993 dijo: “No soy un socorrista, soy un científico. En el siglo diecisiete, al tiempo de la fundación de la Sociedad Real, se decidió cómo trabaja la ciencia, es decir, el modo con el cual la ciencia debía hacerse valer no era a través de lo que alguien cree, sino que lo que cuenta son las pruebas experimentales, y esos tíos no las tienen”. Ello se debe a que nunca nadie publicó nada que demuestra que el VIH es siquiera una causa probable del Sida. En su ensayo “El establishment médico contra la verdad”, Mullis afirma: “Siempre hay gente que habla acerca del VIH. Les pregunté cómo era que sabíamos que el VIH era la causa del Sida. Todos dijeron algo, todos tenían la respuesta en casa, en la oficina, en el mismo cajón. Todos sabían, y me iban a enviar los artículos apenas regresaran a casa. Pero nunca recibí ningún articulo. Nunca nadie me envió la información de cómo el HIV causa el Sida”. (Mullis, 1998, p. 174).