RECONOCIMIENTO DECISIVO POR PARTE DE TODOS LOS PERITOS ORTODOXOS QUE TOMARON PARTE DEL HISTÓRICO JUICIO PARENZEE EN AUSTRALIA

 

El Grupo de Perth, compuesto por la biofísica Eleni Papadopulos-Eleopulos y colegas, ataca a la teoría del VIH/Sida en un modo mucho más radical que el profesor Peter Duesberg.

Los argumentos del Grupo de Perth se expusieron en la declaración jurada que fue presentada en 2006-7 a la Corte Suprema de Adelaida, Australia, en el juicio Parenzee. En su declaración jurada, el Grupo de Perth proporcionó a la corte una exposición detallada de su crítica radical de la teoría del HIV/Sida.

Lamentablemente para la ciencia, el juez eludió afrontar las implicaciones enormes de los argumentos del Grupo de Perth, y tomó una vía de escape conveniente, rechazando las cualificaciones del Grupo de Perth para testimoniar como peritos. Aunque parezca mentira, el juez los rechazó en su sentencia, pero no durante su testimonio. Sin embargo, es sorprendente que todos los peritos ortodoxos involucrados en el juicio concordaran unánimemente con el Grupo de Perth en que es absolutamente indispensable purificar el virus antes de que se pueda afirmar que fue aislado o descubierto. A este reconocimiento decisivo por parte de todos los peritos ortodoxos se lo cita en un escrito del Grupo de Perth que fue redactado para que Anthony Brink lo presentara en una conferencia de disidentes del Sida radicales en Mayo de 2008 en Ekaterinburg, Rusia, intitulado “The Perth Group Revisits the Existence of HIV”.