PRESENTACIÓN DE LA POSTURA DEL TIG CON RESPECTO AL ‘VIH’

 

La mayoría de los enlaces son documentos en inglés pero algunas traducciones importantes en español están indicadas en rojo

 

La mayoría de la gente que está enterada de que existe una controversia entre los científicos y médicos acerca del SIDA a través de lo que lee en los periódicos y libros y lo que escucha en la radio y televisión, cree que es acerca de si el VIH causa el SIDA o no, pero no es así.

La razón de este error general es que el científico disidente más conocido es el Profesor Peter Duesberg de la Universidad de California en Berkeley, quien afirma, tal como lo hacen todos los expertos del SIDA convencionales, que indudablemente el ‘VIH’ existe y que es un virus transmitido de la madre al hijo en el útero y durante las relaciones sexuales (‘fácilmente’ en  ‘los homosexuales más activos a nivel sexual’, afirma, pero con ‘una eficiencia extremadamente baja’ en heterosexuales). Pero él dice que no os preocupéis porque de todos modos es inocuo: ‘El VIH es solo un virus pasajero’.

Nosotros no estamos de acuerdo.

Tampoco están de acuerdo los ex presidentes Thabo Mbeki y Kgalema Motlanthe (quien actualmente es el vicepresidente).

Nosotros compartimos la conclusión de la física nuclear Eleni Papadopulos-Eleopulos, miembro del Departamento de Ingeniería medica y Física del Hospital Royal Perth en Perth, Australia Occidental, de que la teoría del VIH/SIDA es errónea por una razón más fundamental.

Mbeki afirmó este concepto en una monografía de la cual él es el autor principal, Castro Hlongwane...VIH/SIDA y la lucha por la humanización de los africanos y el tema fue tratado en un encuentro del Comité Ejecutivo Nacional del Congreso Nacional Africano en Marzo de 2002 de esta manera:

Aunque parezca extraño, dado lo que nuestros amigos [n.d.t. se refiere a los países occidentales de modo sarcástico] nos dicen todos los días acerca del Virus, [n.d.t. la palabra en mayúscula y en negrita la ha resaltado Mbeki para darle un tono sarcástico] nadie lo ha visto, ni siquiera nuestros amigos.

Nadie conoce su aspecto. Nadie sabe cómo se comporta. Todos actúan basándose en una serie de hipótesis acerca del Virus, que se suponen que son hechos y que supuestamente fueron probadas por las “pruebas científicas”.

Los que se han imbuído de la fe en que millones de nosotros [n.d.t. africanos] estamos infectados por un Virus HI mortal, no creerán en la afirmación de que no se ha llevado a cabo la tarea de aislar nuestro único Virus HI. El aparato omnipotente [n.d.t. es una frase del filósofo radical Herbert Marcuse a quien cita repetidamente] gritará fuerte que la revelación de esta verdad constituye el meollo mismo de la no conformidad delictiva que debe ser denunciada y reprimida por todos los medios y a cualquier precio.

En lugar de perpetuar nuestra represión auto infligida, es hora que exijamos que se lleve a cabo la labor científica necesaria para aislar y analizar el Virus que se considera tan mortífero.

(En la charla que Mbeki dio el 25 de Mayo de 2009 en la Universidad Rhodes en Grahamstown, recalcó que él nunca arguyó – tal como lo hacen Duesberg y algunos de sus discípulos – que el ‘VIH no causa el SIDA’; nunca dijo eso, alguien lo inventó, y cualquiera que afirme lo contrario debería presentar evidencia de que lo ha hecho).

El vice presidente Motlanthe, entonces Secretario general del ANC, dijo lo mismo acerca del ‘VIH’ durante una entrevista ofrecida al Profesor Padraig O’Malley el 22 de Agosto de 2000. Él dijo que los científicos aun están

tratando de aislar el virus. … aun se tiene que aislar este virus científicamente. ... aun se debe aislar el virus. No existe evidencia en ningún lugar de que haya habido algún aislamiento del virus.

En una entrevista adicional que tuvo lugar el 15 de Septiembre, es decir, tres semanas después, repitió:

entonces se difunde así pero no existe autoridad, es una mentira repetida por aquellos que se supone que saben más. La verdad es que si tuvieran que reconocer que en realidad eso no sucedió [que ‘este virus no ha sido aislado y fotografiado’], lo que quiero decir es que ello causaría graves repercusiones en todo el mundo científico. ... Sería como cuando Galileo [desafió la teoría geocéntrica del universo] que causó graves repercusiones. Eso es lo que sucederá con esto.(Trevor Manuel, Ministro de la Presidencia y jefe de la Comisión Nacional de Planeamiento, también está al tanto de esto, pero no lo hace saber tan públicamente. Él es también uno de los científicos más importantes de Sudáfrica, pero por ahora eligió mantenerse al margen. Obviamente tampoco el presidente Jacob Zuma toma al ‘VIH’ muy en serio).

Papadopulos-Eleopulos y sus colegas médicos (el Grupo de Perth) explican brevemente la cuestión que Mbeki y Motlanthe estaban planteando acerca del ‘VIH’ en la reseña Demostrando la Existencia del VIH.

Lo elaboran en El Grupo de Perth replantea la Existencia del VIH (PDF,192 KB), un artículo escrito para que Brink lo presentase acompañado de una serie de micrografías electrónicas en un Congreso Internacional de SIDA que se llevó a cabo en Ekaterinburg, Rusia, del 29 al 30 de Mayo de 2008.

Ambos artículos citan evidencia pericial presentada por algunos expertos de SIDA ortodoxos, incluso por el Dr. Robert Gallo, el autor de la teoría del VIH/SIDA, en el juicio Parenzee (más adelante se dan más detalles), corroborando la afirmación crucial que antes de sostener haber descubierto un retrovirus se lo debe purificar y publicar fotografías al microscopio electrónico del virus purificado probando que realmente existe.  Los artículos mencionan al Profesor Luc Montagnier, quien es reconocido en general por haber descubierto el ‘VIH’ en 1983, y están de acuerdo con esa afirmación.

Análogamente concuerda el profesor Jean-Claude Chermann, co-autor del artículo de Montagnier de 1983 donde afirmó haber descubierto el ‘VIH’. Pero Duesberg no está de acuerdo. Él es el hombre extraño aquí. A pesar de que Duesberg es  profesor de biología molecular y celular, por lo que se pensaría que conoce el tema, afirma que es innecesaria la purificación de partículas retrovirales y la prueba de su existencia mediante el uso de micrografía electrónica. Nadie sabe de dónde sacó esta idea.

El examen exhaustivo del tema por parte del Grupo de Perth en ‘Un análisis crítico de la evidencia acerca de la existencia del ‘VIH’ (escrito antes del juicio Parenzee) está adjuntado a su monografía Mother to Child Transmission of HIV and its Prevention with AZT and Nevirapine: A Critical Analysis of the Evidence  (Transmisión materno fetal del VIH y su prevención con AZT y Nevirapina: Un análisis crítico de la evidencia) (PDF, 2.03 MB) publicada en Octubre 200, véase Apéndice XI en la pagina 175.

Una versión resumida de este artículo: A Critical Analysis of the Montagnier Evidence for the HIV/AIDS Hypothesis (Un análisis crítico de la evidencia de Montagnier acerca de la hipótesis del VIH/SIDA) (PDF, 165 KB), fue publicada tres años después en la revista Medical Hypotheses 2004; 63(4):597-601

Puede que sea sorprendente saber que nunca se demostró la existencia del ‘VIH’, dado que Montagnier recibió el Premio Nobel de Medicina 2008 por su afirmación de haberlo descubierto veinticinco años antes. El Grupo de Perth esboza por qué no lo hizo en su Comentario breve sobre el artículo científico de Montagnier de 1983 y lo elaboran en A critical analysis of Montagnier’s 1983 seminal Science paper (Un análisis crítico del artículo ‘original’ de Montagnier de 1983 publicado en Science) (PDF, 147 KB).

Véase además:

Montagnier, T4 cells (acquired immune deficiency) and the Perth Group oxidative theory of HIV/AIDS  (Montagnier, células T4 (inmunodeficiencia adquirida) y la teoría oxidativa del Grupo de Perth respecto al ‘VIH/SIDA’ (PDF, 120KB)

The ‘HIV’ genome  (El genoma del ‘VIH’) (PDF, 116KB)

Papadopulos-Eleopulos’s evidence-in-chief in the Parenzee case  (Evidencia principal de Papadopulos-Eleopulos en el juicio Parenzee) (PDF, 4.5MB)

Turner’s evidence-in-chief in the Parenzee case (Evidencia principal de Turner en el juicio Parenzee) (PDF, 1.2MB)

Are Montagnier’s particles a retrovirus? (¿Las partículas de Montagnier son un retrovirus?) (PDF, 681KB)

Léase también la entrevista a Montagnier del periodista de investigación franco-argelino Djamel Tahi publicada en 1997 en la edición invernal de la revista Continuum junto con el comentario del Grupo de Perth acerca de sus confesiones sorprendentes.

Si en 1983 Montagnier nunca aisló ningún virus, ¿lo hizo Gallo al año siguiente, tal como lo afirma? El Grupo de Perth explica por qué él tampoco lo hizo en el artículo publicado en Emergency Medicine (Australia) 1993;5:113-123.

Duesberg dice que no; al contrario de lo que dicen el Grupo de Perth, Mbeki y Motlanthe acerca del tema, según él todos ellos están equivocados y con toda seguridad Montagnier y Gallo aislaron el nuevo virus. ‘Incluso Peter concuerda con que el VIH ha sido aislado’, alardeó en 2000 el Profesor William Makgoba en el Comité presidencial consultivo sobre SIDA de Mbeki, y Duesberg lo confirmó. (Makgoba, el paladín de la industria del SIDA de aquí, fue el opositor más agresivo de la controversia sudafricana sobre el SIDA).

El Dr. David Rasnick, colega de Duesberg desde hace tanto tiempo y coautor de sus artículos, también piensa que el Grupo de Perth, Mbeki y Motlanthe están equivocados. Al igual que Duesberg, se sitúa  junto a Montagnier, Gallo y Makoba en lo que se refiere a esta cuestión. Para él, el ‘VIH’ es tan real como su pan con leche en el desayuno, ‘un virus en gran parte inactivo, apenas detectable... común y monótono’ – es decir, un virus que a veces es activo, y detectable sólo si se lo observa  detenidamente. Pero no siempre es común; caramba, también existe el ‘VIH mutante y de tipo salvaje’, afirmó en un artículo publicado en 1997 que incluía cálculos matemáticos extremadamente impactantes y todo lo demás.

Cuando Rasnick fue entrevistado en Agosto de 2008 se le preguntó: ¿Qué es el VIH?, a lo que él respondió: ‘El VIH es un retrovirus’. ‘Es uno de los al menos tres mil o cuatro mil que han sido catalogados [esto es un  puro invento suyo sacado de la nada] y sería el primer retrovirus que causa enfermedad si fuera cierto que causa enfermedad alguna. ... El VIH es completamente inocuo y ciertamente no causa ninguna enfermedad’. Pero luego agregó, todo confundido: ‘Nunca se ha obtenido el VIH de un ser humano’. Sí, repitió a su entrevistador sorprendido, ‘nunca se lo obtuvo de un ser humano’ – y explicó que se refería a un ‘virus viable infeccioso... obtenido...directamente de un paciente... procedent de una muestra de sangre [luego que se la] ha hecho girar en un centrifugador’.

(En realidad en cualquier libro de texto está escrito que la purificación se realiza tomando como base un cultivo y nunca ‘directamente’ tomando como base ‘una muestra de sangre’; y además un ‘virus’ que no es ‘infeccioso’ no es un ‘virus’). Sin embargo, cinco años antes, en un artículo que Rasnick escribió junto con Duesberg, afirmó lo contrario: ‘Una advertencia similar nos llegó de un grupo francés que se ocupa de virus, que había descubierto un retrovirus en un homosexual en riesgo de desarrollar SIDA, el que un año después se convirtió en la causa aceptada del SIDA (Barre-Sinoussi y cols., 1983)’. Lo hicieron, no lo hicieron, ¡malditos, caray! Pero por lo menos lo que muestra un artículo semejante es que el químico Rasnick ha sacado de algún lugar la idea de que un supuesto retrovirus debe ser purificado para probar su existencia; que sabe que todos los biólogos que trabajan en esta especialidad son unánimes acerca de esta cuestión; y que Duesberg, afirmando lo contrario, sólo revela su propia ignorancia.

Rasnick también piensa que la afirmación de Duesberg de que el ‘VIH’ es transmitido sexualmente es una tontería. ‘Por lo tanto, si el SIDA es transmitido sexualmente en los Estados Unidos, el VIH prefiere causar SIDA en los hombres, pues es un virus muy listo’, Rasnick se mofó así en una carta al Dr. Joseph Sonnabend, publicada en el fórum en la red del Comité consultivo sobre SIDA de Mbeki: ‘Te he demostrado evidencia de que el VIH no se transmite sexualmente’. Lo que significa que Rasnick piensa que Duesberg hace afirmaciones científicas sin contar con evidencia acerca de ellas y que simplemente inventa sobre la marcha.

Duesberg y el Grupo de Perth debatieron a fondo si se había probado la existencia del ‘VIH’ o no en la revista Continuum entre Mayo de 1996 y Febrero de 1997. Después de lo cual, a pesar de su derrota en el intercambio de opiniones, Duesberg persistió de manera pertinaz con su afirmación de que el ‘VIH es real, pero inocuo’ en la edición de Febrero/Marzo de 1998 de Reappraising AIDS, tal como lo resumió el título de la entrevista que le hicieron.

Decidid por vosotros mismos luego de leer el debate y la entrevista si vosotros estáis de acuerdo con Duesberg acerca de que ‘La evidencia presentada contra la existencia del VIH realmente era, como mínimo, ingenua, casi embarazosa’. Es decir, solo gente ‘realmente ingenua’ como Mbeki y Motlanthe podrían llegar a concluir ante la ‘evidencia presentada’ que el ‘VIH’ nunca ha sido aislado, y es ‘casi embarazoso’ que Mbeki y Motlanthe digan una cosa como esta. O si se piensa en lo que Duesberg dijo en el debate y en la entrevista acerca de que ‘la existencia del VIH realmente era, como mínimo, ingenua, casi embarazosa’.

En una serie de cartas abiertas que Michael Nitsche de Berlín escribió a Duesberg entre Diciembre de 1998 y Junio de 1999, señalo las deficiencias científicas manifiestas de la afirmación de Duesberg de que el ‘VIH es real, pero inocuo’ – que Duesberg eludió en sus respuestas ‘casi embarazosas’, y finalmente, con irrisión, no hizo caso de las preguntas directas de Nitsche. Léase la correspondencia entre ambos y la carta que Nitsche escribió a Mbeki acerca del tema el 2 de Mayo de 2000.

Respecto al tema que estaba estancado hasta principios de 2008, Sadun Kal, un joven y brillante estudiante turco en Berlín, encontró la correspondencia entre Nitsche y Duesberg en la red, descubrió inmediatamente la raíz del malestar en el movimiento disidente del SIDA, y decidió rasgar su velo. En Marzo escribió al grupo de Rethinking AIDS y a sus miembros, planteando en términos sencillos que RA (la asociación Rethinking AIDS) estaba eludiendo ‘el hecho [que Duesberg] no reconocía su propio error... Simplemente ignora las preguntas que plantean Michael Nitsche y el Grupo de Perth’.

Por consiguiente, en una serie de emails claros, estimulantes, directos y persistentes, Kal acusó a Duesberg de comportarse en modo poco científico, de confundir y dividir al colectivo de disidentes del SIDA, y de obstaculizar la resolución científica del mito VIH/SIDA. Otra vez, Duesberg se negó a torear, eludiendo las cuestiones que Kal planteó desviando la atención con el objetivo de despistar acerca del problema. Con respecto a los miembros de RA, la mayoría de las respuestas que Kal obtuvo de ellos fueron fenomenalmente estúpidas, emocionales, intrascendentes, condescendientes, defensivas, acusadoras y ofensivas – y desembocaron en el anuncio dado por David Crowe, presidente de RA, como si se tratara de un maestro de pueblo manteniendo la disciplina en su clase, de que interrumpía toda nueva correspondencia con Kal porque ‘era increíblemente arrogante’ y que debía ‘una disculpa a Peter por [su] mala educación’. (Si se la solicita por email, se pondrá a disposición una recopilación en PDF de toda la correspondencia en manera discrecional).

Acerca de la cuestión del aislamiento-existencia del ‘VIH’, el Grupo de Perth cuenta con el apoyo del Dr. Heinz Ludwig Sänger, Profesor emérito de biología molecular y virología y ex director del Departamento de Investigación de viroides del Instituto Max-Planck de Bioquímica en Martinsried, cerca de Munich en Alemania, y ganador del Premio Robert Koch de 1978. En una carta al Süddeutsche Zeitung del 11 de Octubre de 2000 escribió:

Durante veinte años, científicos críticos afirmaron que la existencia del VIH no había sido probada fuera de toda duda en la literatura de investigación del VIH/SIDA, y que el VIH no puede ser el responsable de la inmunodeficiencia del SIDA desde un punto de vista etiológico (causal) y epidemiológico. Con respecto a la hipótesis generalmente aceptada del VIH/SIDA, a mí me pareció tan increíble que decidí investigar el tema por mí mismo. Después de tres años de estudio intensivo y sobre todo crítico de la literatura original correspondiente y siendo un virólogo y biólogo molecular con experiencia, llegué a la siguiente conclusión sorprendente: hasta la fecha no existe evidencia científica realmente convincente acerca de la existencia del VIH. Nunca se ha purificado ni aislado un retrovirus de este tipo utilizando los métodos de la virología clásica.

¿Pero no hemos acabado de ver un video clip impresionante que muestra al ‘VIH’ extendiéndose de una célula a la otra, y cuya fotografía fue publicada en todos los periódicos? No, no lo hemos visto, y el Grupo de Perth explica el por qué.

Nótense los importantes comentarios críticos que el Grupo de Perth hizo a una refutación redactada ineptamente por miembros del comité de RA y por otras personas a una crítica al artículo de Celia Farber: ‘Fuera de control: el SIDA y la corrupción de la ciencia médica’ publicado por Harper’s Magazine en Marzo de 2006 (PDF, 230 KB).

En Diciembre de 1999, en un artículo publicado en Rethinking AIDS (7;12), ‘The Final Act: Should HIV-AIDS critics question the existence of HIV’ (El acto final: ¿los críticos del VIH/SIDA deberían cuestionar la existencia del VIH?), el Grupo de Perth arguyó simplemente que era imperativo hacerlo. En 2006-2007 tuvieron la oportunidad histórica de hacerlo en un tribunal, y hacer que se examinara judicialmente y se determinara en base a la evidencia científica la cuestión de si se había demostrado la existencia del ‘VIH’.

En una solicitud de un permiso de apelación contra la condena criminal de Andre Parenzee por poner en peligro la vida de tres mujeres por el hecho de haber tenido relaciones sexuales con ellas mientras era seropositivo, su abogado, por consejo del Grupo de Perth, planteó el argumento de la existencia del ‘VIH’ por ser la cuestión bien definida y crucial del juicio que se llevaba a cabo en la Suprema Corte de Australia del Sur en Adelaida. La solicitud fue denegada. Se puede descubrir por qué en la acusación del Grupo de Perth a David Crowe, presidente de RA, por su interferencia fatal, y se puede leer su no respuesta (PDF, 37 KB) locuaz y evasiva a las acusaciones contra él. (Tanto Mbeki como Motlanthe han sido informados acerca de cómo Crowe saboteó el juicio).

El Grupo de Perth explicó a un destacado abogado en lo penal por qué los argumentos mutuamente destructivos ‘No se ha demostrado la existencia del VIH’ y ‘El VIH existe pero es inocuo’ nunca pueden ser planteados como opciones en juicios penales – y en respuesta el letrado asintió.

Nosotros también estamos de acuerdo, y pensamos que sólo un individuo a quien le falla la cabeza podría llegar a proponer una estrategia de defensa en lo penal siguiendo esta argumentación:

Su Señoría, presentaremos evidencia pericial para demostrar que, a pesar de lo que todos los expertos en vampiros han escrito acerca de los vampiros en sus varias enciclopedias de demonología que se encuentran en las bibliotecas universitarias, nunca se demostró la existencia de vampiros. Pero sólo para asegurarnos de que no perdamos el caso, también presentaremos la evidencia de otros expertos que arguyen que con toda seguridad  los vampiros realmente existen, así como todos los expertos de vampiros afirman, solo que no muerden.